El Scoring bancario antes de conceder una hipoteca

Toda aquella persona que haya solicitado un préstamo hipotecario habrá escuchado seguramente el término bancario scoring bancario. Pues bien, en resumen, es la herramienta que poseen los bancos para estudiar y decidir si le concede la hipoteca a un cliente o no.

La decisión de conocer el préstamo o no va en función de la solvencia y de la capacidad de endeudamiento que tenga el cliente en cuestión. Es decir, si el cliente que solicita la financiación podrá hacer frente a los pagos o no. Básicamente el scoring está basado en la estadística.

¿Qué es el scoring bancario?

El scoring es básicamente uno de los sistemas más recurrentes de evaluación bancaria que mide la capacidad crediticia de un cliente. Esta herramienta permite predecir con antelación las posibilidades de impago del préstamo. Se consigue analizando de una manera automática el ratio de solvencia del cliente que solicita el préstamo.

Factores que influyen en el scoring

En su sistema de puntuación no sólo está basado en el nivel de ingresos de la persona solicitante, si no que además se evalúan otros factores como; la edad, las personas que están a su cargo, el estado civil, historial crediticio o si actualmente aún conserva deudas pendientes de satisfacer.

Un scoring alto o un scoring bajo

Está claro, si el cliente obtiene un scoring alto, quiere decir que esta persona tiene a priori una buena capacidad crediticia. Por el contrario, si el resultado un scoring bajo, es casi seguro que la entidad bancaria no concederá ni aprobará la concesión del préstamo hipotecario.

El scoring bancario, ¿Cómo funciona?

Este herramienta bancaria funciona mediante algoritmos los cuales sufren modificaciones en función de la información que van procesando.

Todo va en función de la información que el banco dispone del cliente solicitante. A más información, más fiable será el resultado final. Pero si por el contrario, si el banco necesita concretar más el resultado, éste solicitará más información al cliente para introducirla en la base de datos.

Si somos clientes del banco dónde solicitamos la hipoteca

El banco ya sabe mucho de nosotros. Sabe exactamente cuánto ingresamos al mes y cuánto gastamos al mes, incluso puede saber nuestros gustos y aficiones. Las entidades bancarias incluso podrían sacar un perfil psicológico de sus clientes en función de sus movimientos bancarios.

Información que el banco ya tiene de nosotros si somos clientes:
>>Datos personales:

Nuestra edad, estado civil, profesión y tipo de contrato que tenemos, cuántos años llevamos trabajando por cuanta ajena y por cuenta propia, cuántos hijos tenemos, volumen de ingresos y gastos mensuales, etc.

>>Productos contratados:

Sirven para saber qué grado de vinculación tenemos con el banco como las tarjetas de crédito o débito contratadas, cuentas bancarias, saldo, depósitos, etc.

>>Historial crediticio:

Básicamente es la relación de préstamos anteriores saldados o impagados y los préstamos vigentes si los tenemos, como por ejemplo; préstamos personales, financiación de un vehículo, etc.

Si no sólo somos clientes del banco dónde solicitamos la hipoteca:

En este caso, el banco en cuestión para tener una visión más clara de nosotros y para que el estudio de scoring sea más concluyente, el banco podría solicitarnos la siguiente información:

>>Declaración de los bienes y patrimonio:

Bastaría con presentar la Declaración de la Renta o IRPF.

>>Documentación relativa a otros préstamos:

El banco podría solicitar alguna documentación en la que se acredite que no hay préstamos pendientes de pago a terceros.

>>Justificar la finalidad del crédito:

Si le préstamo es de carácter personal, como por ejemplo la compra de un vehículo, o si es para financiar la compra de una vivienda.

>> Documentación relativa a la vivienda a financiar:

Se pide la nota simple o descripción de la vivienda que se quiere financiar y una tasación actualizada de la vivienda que se pretende comprar préstamo hipotecario.

Start typing and press Enter to search