4 siniestros más comunes en el hogar

Hay quizás una lista casi interminable de siniestros más comunes en un hogar, pero los que a continuación se van a listar y describir resultan ser los siniestros más frecuentes.

El seguro del hogar es una contratación que debería ser obligatoria e indispensable para evitar disgustos, tragedias y posiblemente evitar la cárcel debido a la magnitud del siniestro originado.

La lista de los siniestros más frecuentes en un hogar:

1. Filtraciones de agua

Las filtraciones de agua y las goteras están el número uno del ranking de siniestros en el hogar. Es el más común en edificios plurifamiliares.

Normalmente se originan de arriba hacia abajo, es decir, los desagües de las bañeras, duchas e incluso desguaces de baños y cocinas sufren escapes de agua. Estos escapes, debido a su duración sin estar reparados, acaban filtrando a plantas inferiores.

Estas filtraciones dan como resultado la típica mancha en el techo porque el piso de arriba tiene escapes de agua. Dicha mancha va adquiriendo un color amarillento a medida que pasa el tiempo si no se repara.

Cobertura de responsabilidad civil

Los daños causados por el agua no sólo afectan a nuestro hogar, si no que también pueden afectar al resto de los vecinos de un edifico. Es por esto mismo que es más que necesario contratar un seguro con cobertura de responsabilidad civil ante terceros.

Importante, las compañías aseguradoras suelen desentenderse de algunos siniestros si ven que no ha habido un mantenimiento en los elementos que originan el siniestro. Por lo tanto, un mantenimiento de las instalaciones es muy importante.

Normalmente, las coberturas de daños causados por el agua suelen incluirse en la póliza, no está demás revisar estas coberturas y si no están hay que contratarlas.

Esta cobertura hará frente a los desperfectos causados por el agua y de este modo evitará que tengamos un desembolso importante para hacer frente nosotros esas reparaciones.

2. Daños eléctricos

Este siniestro es uno de los más comunes en el hogar también. Las subidas de tensión pueden suceder y suelen ser principalmente las causantes de que se produzcan daños eléctricos en el hogar. Pueden dañarse los elementos que estén conectados a la red eléctrica del hogar como; ordenadores, televisores, electrodomésticos, etc.

Un ejemplo de daños eléctricos:

Imaginemos por un momento que se achicharra literalmente la placa de nuestro ordenador por causa de una subida de tensión. La compañía de seguros podría reemplazar los elementos dañados de nuestro ordenador (siempre que esta cobertura por daños eléctricos esté contratada en nuestra póliza), siempre y cuando podamos comunicarles el día y hora de la subida de tensión y en qué momento dejó de funcionar nuestro ordenador.

Después de que la compañía compruebe dicho acontecimiento, ésta se hará cargo de la reparación sin problema. Es posible que nos pida que la reparemos nosotros primero y con la presentación de la factura de reparación, la compañía nos abone en cuenta el importe de la factura.

3. Rotura de cristales

Mayormente son las roturas de los cristales de ventanas y puertas. En principio se deben a roturas accidentales. Si tenemos asegurada nuestra vivienda y en específico el continente, la póliza del seguro cubrirá estos siniestros.

Normalmente el seguro debería cubrir la rotura de cristales fijos, vidrios, granitos, espejos que se hallen en las partes exteriores de la vivienda. Por otro lado, tener asegurado el contenido implica que ante un siniestro de rotura de los bienes que hay en el interior de la vivienda como; mármoles, vitrocerámicas, vidrios fijos del interior del hogar, espejos, etc.

4. Incendio

Un incendio en nuestro hogar puede ser causado por un cortocircuito, instalaciones eléctricas en mal o mientras estamos cocinando.

Este siniestro por incendio es uno de los peores, ya que no sólo puede incendiar nuestro hogar si no que también el de los demás. Aquí radica la importancia de disponer de una cobertura de responsabilidad civil decente.

Otros no menos importantes

Evidentemente, los siniestros causados por los fenómenos meteorológicos y el robo en nuestra vivienda. Los fenómenos meteorológicos vienen causados por las inclemencias del tiempo; granizo, tempestad, vientos fuertes, rayos (pueden causar daños eléctricos en nuestro hogar), etc.

Por otro lado, el robo no es tan común como los tres primeros pero puede suceder y cada vez más. Debido a la crisis económica que se avecina en los próximos años, es posible que las personas se vean obligadas a delinquir por necesidad y otras seguirán delinquiendo porque no saben hacer otra cosa.

Start typing and press Enter to search